TELÉFONO CONSULTAS
902 348 404
Contacto
Doctores Ripoll y De Prado operando
Ripoll y de Prado
< Volver al listado

Prótesis de cadera de superficie

Introducción

La articulación de la cadera permite que su pierna realice una amplia variedad de movimientos. La articulación está compuesta por una fosa con forma de taza que forma parte de la pelvis y una bola (cabeza femoral) en la parte superior de su hueso del muslo (fémur). La fosa, denominada acetábulo, está recubierta con cartílago que amortigua los huesos y permite la rotación suave de la pierna. Si el cartílago comienza desgastarse o degenerarse, la cadera pierde flexibilidad y los huesos comienzan a rasparse entre sí, provocando un movimiento limitado y un dolor importante.

 La colocación de una prótesis de cadera de superficie es un procedimiento en el que se reemplaza el cartílago gastado y el hueso dañado, colocando en el fémur una protección de metal y un recubrimiento de metal con forma de taza en el acetábulo. Los mejores candidatos para una prótesis de cadera de superficie son las personas físicamente activas menores de 60 años. La existencia de tejido óseo sólido en el fémur es un requisito para la colocación de una prótesis de cadera de superficie. 

Incisión y posicionamiento

Antes de comenzar con el procedimiento, se limpiará el área de la cadera y se administrará anestesia. Se le puede aplicar anestesia general, en la cual permanece dormido, o anestesia local, en la cual se administra un medicamento en la columna vertebral mediante una inyección o pequeño tubo (catéter), adormeciéndolo desde la cadera hasta los pies. Se pueden usar varios sitios de incisión, y el abordaje particular para su procedimiento dependerá de las recomendaciones de su cirujano. Con mayor frecuencia, se utiliza un abordaje posterior y se realiza una incisión alrededor de la articulación de la cadera a lo largo la parte posterior de la cadera. Los músculos cercanos se alejan del camino utilizando instrumentos conocidos como retractores y sólo se cortan pequeños tendones en la parte posterior de la articulación de la cadera, para permitir que la cadera que de expuesta. Todos los tendones se repararán al finalizar el procedimiento. Se rota la pierna para que el extremo superior del fémur (cabeza femoral) se separe de la fosa del hueso pélvico (acetábulo) y quede expuesto. 

Reemplazo del componente de metal

Un instrumento especializado llamado escariador se utiliza para retirar del acetábulo el cartílago y cualquier tejido óseo dañado. El componente con forma de copa se coloca a presión directamente en el hueso y su superficie exterior áspera lo mantiene en el lugar mediante fricción. El nuevo crecimiento de hueso después del procedimiento lo asegurará de manera más permanente. Minuciosamente, se toman las medidas de la cabeza femoral para garantizar una adecuada adherencia de los nuevos componentes. Se marca el centro del hueso, se perfora un pequeño orificio y se inserta una varilla guía en el hueso. Se coloca una serie de instrumentos especiales sobre la varilla guía los cuales se utilizan para darle forma a la cabeza femoral. Se corta y retira el exceso de hueso con otro instrumento denominado rongeur. La tapa de metal permanente, con su pequeño tallo guía, se fija con cemento en la cabeza femoral. La articulación de la cadera está nuevamente conectada y la rodilla se flexiona y rota para probar la estabilidad y la amplitud de movimiento. 

Fin del procedimiento

Los tendones y los músculos circundantes se suturan nuevamente en su lugar con suturas permanentes. Se utilizan ganchos removibles o sutura para cerrar la incisión de la piel y a menudo se inserta un tubo de drenaje para prevenir la acumulación de líquido en la herida. Se colocará una venda acolchada sobre su cadera para proteger la incisión durante el período de recuperación.

Recuperación

Es posible que haya algo de dolor, hematoma o hinchazón, que deben desaparecer en unas pocas semanas. El tubo de drenaje se retirará y la fisioterapia comenzará inmediatamente después de su cirugía para promover la curación y el fortalecimiento de los músculos circundantes. Los ganchos o suturas se retirarán al cabo de dos semanas aproximadamente. Es posible que necesite usar muletas o un bastón durante unas semanas para limitar la cantidad de peso que debe suportar su cadera mejorada y deberá consultar con su cirujano sobre cuándo podrá retomar sus otras actividades. La prótesis de cadera de superficie brinda un alivio del dolor total o casi total a la mayoría de los pacientes y preserva en gran parte al hueso de futuros procedimientos que pudieran resultar necesarios. 




Doctor Ripoll
Doctores Ripoll y de Prado | Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica | Aviso Legal y Política de Privacidad | Copyright 2014

MADRID
Hospital Ruber Internacional
C/ La Masó, 38
Mirasierra - 28034 Madrid
Tel. (+34) 902 348 404
info@ripollydeprado.com
MURCIA
Hospital Quirón Salud

C/ Miguel Hernández, 12
30011 Murcia
Tel. (+34) 968 26 51 77
FAX. 968 26 55 33
info@ripollydeprado.com
ELCHE
Sport Clinic Elche

Av de Manuel Martínez Valero, 3
03208 Elche, Alicante
Tel. (+34) 902 301 303
info@ripollydeprado.com
ALMERÍA
Sport Clinic Almería

C/ Navarro Rodrigo, 21
04001 Almería
Tel. (+34) 902 301 303
info@ripollydeprado.com
ALICANTE
Sport Clinic Alicante

Avda. Eusebio Sempere, 11
03003 Alicante
Tel. (+34) 902 301 303
info@ripollydeprado.com
Ripoll y de Prado Sport Clinic MDS 360

Paseo de la Habana, 43
28036 Madrid.
Tel. (+34) 902 348 404
info@ripollydeprado.com
Sport Clinic Murcia

C/ Miguel Hernández, 14
30011 Murcia
Tel. (+34) 968 26 51 77
FAX. 968 26 55 33
info@ripollydeprado.com