Inicio Cadera Prótesis de cadera

Prótesis de cadera

Tipos


Las prótesis articulares han demostrado ser una solución definitiva cuando una articulación es dolorosa o pierde su función. Hoy es muy frecuente la indicación de las prótesis de cadera y de rodilla, cada vez más las de hombro y son menos frecuentes las de tobillo, codo, columna vertebral y otras articulaciones menores. Una primera clasificación para cualquier prótesis es distinguir entre prótesis primaria, cuando se coloca por primera vez, y hay cortar y adaptar el hueso para implantar la prótesis, o prótesis de revisión, cuando se coloca una nueva prótesis donde hay otra colocada previamente. Las prótesis de cadera proceden de la artroplastia de baja fricción de la cadera de Charnley (1962). Cuando se sustituye toda la articulación hablamos de una prótesis total, si solo sustituimos una parte de la articulación, generalmente el fémur, será una prótesis parcial. También hay prótesis parcelares, cuando se sustituye una porción de la superficie articular, son como una chincheta insertada en la cabeza del fémur. Las prótesis pueden ser de un solo componente o constituidas por varias piezas, del mismo o distinto material, qué son las prótesis modulares. Las prótesis de superficie (resurfacing, en inglés) sustituyen toda la superficie de la cabeza del fémur dejando la mayor parte de hueso esponjoso de la misma. Conservan las condiciones articulares, modificando poco la biomecánica, pero también es cierto que su integración en el hueso no es fácil. Cuando se sustituye una extremidad articular completa y también parte del hueso, se habla de megaprótesis o prótesis masiva o tumoral. Las prótesis pueden estar cementas o no, es decir, entre el hueso y el implante se inserta un cemento acrílico que hace de interfaz entre las dos estructuras o sin cemento, buscando la integración directa del tejido óseo con el metal.

Material


¿De qué material están hechas las prótesis de cadera? Los materiales son muy variados y han evolucionado en el tiempo. Inicialmente había problemas con el desgaste del material, bien de los metales, se hablada de metalosis, o del cemento, la conocida como enfermedad del cemento. También, durante muchos años, las prótesis contenían en su aleación níquel que causaba problemas de tipo alérgico. Con el tiempo esto ha mejorado mucho y hoy es difícil ver estos casos si bien todavía se sigue investigando en encontrar nuevos materiales y mejorar los actualmente disponibles.