Inicio Hombro Luxación escápulo-humeral recidivante

Luxación escápulo-humeral recidivante

¿Qué es?


Una luxación de hombro se conoce como recidivante, cuando después de la primera luxación se reproduce con frecuencia y con traumatismos de bajo impacto, fundamentalmente de híper abducción y rotación externa.

Se calcula que cuatro de cada diez personas que se luxan el hombro volverán a tener una nueva luxación, pero esta cifra puede alcanzar a ocho de cada diez personas si la primera luxación ocurrió antes de los 19 años de edad.

Causas


La causa más común es la rotura de los ligamentos glenohumerales especialmente los de la porción inferior, de tal manera que dichos ligamentos no puedan contener la cabeza humeral en la articulación del hombro.

Diagnóstico


Debe realizarse mediante RMN si es necesario con contraste para evidenciar la existencia de lesión de Bankart y de Hill-Sachs.

Tratamiento


En la actualidad el tratamiento de la luxación recidivante, tiende cada vez a ser más quirúrgico en especial en pacientes jóvenes y en las primeras luxaciones, reconstruyendo las lesiones de los ligamentos glenohumerales y rellenando las lesiones de Hill-Sachs mediante la técnica de REPLISSAGE. Así mismo en algunos casos pueden estar indicadas otras técnicas, como la de TARGET.

La inmovilización tras la cirugía debe ser un mínimo de 6 semanas, para después seguir con un programa de fortalecimiento muscular.

Prevención


En los deportes de contacto debe potenciarse la musculatura del hombro, así como el entrenamiento neuromuscular que favorezca el control automático de la estabilidad del hombro. Se recomienda la realización de EMG de superficie para de una manera selectiva, potenciar aquellos músculos que, participando en la estabilidad del hombro, necesiten una mayor potenciación.