Inicio Hombro Luxación de hombro

Luxación de hombro

¿Qué es?


La luxación de hombro es la pérdida completa de relación entre la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea de la escápula. Se produce con mayor frecuencia en varones jóvenes, entre 18 y 30 años.

Causas


Las causas son variadas, pero en general el origen de la luxación suele ser una caída apoyando la mano o el codo con el brazo ligeramente separado (esquí, equitación). En los deportes de contacto el húmero se puede salir de la cavidad glenoidea por un golpe directo, en la cara anterior o posterior del hombro, al impactar con otro jugador o al caer contra el suelo. Las luxaciones de la cabeza del hombro pueden ser, según la dirección que siga la cabeza del húmero, anteriores (90%) o posteriores. La luxación anterior la cabeza del húmero se dirige hacia delante y hacia abajo, quedando en la zona axilar o anterior del hombro.

Diagnóstico


El accidentado se sujeta, inmediatamente después del accidente, el miembro lesionado por el codo, con la mano del lado sano, para evitar movimientos y disminuir el dolor. Se observa la deformidad que deja la cabeza del hombro luxado. De hecho, al tocar el hombro encontraremos una cavidad vacía y una prominencia anterior que corresponde a la cabeza del húmero fuera de su sitio. El paciente no puede mover el hombro y cuando lo intentamos aparece una resistencia elástica en el miembro, que tiende a volver a adoptar la situación original. Hay que tomar el pulso del enfermo y explorar la sensibilidad en la mano para descartar compresiones de las arterias o de los nervios, por la presión de la cabeza en la axila. Las radiografías del hombro en dos proyecciones, anteroposterior y axilar, confirman la sospecha al ver la cabeza humeral fuera de su sitio habitual.

Tratamiento


Un médico debe proceder a la reducción inmediata, con maniobras suaves y bien controladas. Si el traumatismo ha sido reciente se facilita las maniobras por la atonía muscular de los primeros instantes. Si pasan varias horas o cuando unas maniobras suaves no consiguen la reducción se recomienda la relajación o anestesia general del paciente. Una vez reducida la luxación y comprobada la correcta situación, con una nueva radiografía, se inmoviliza el brazo pegado al cuerpo con una malla o un cabestrillo que impida la movilización durante un periodo nunca inferior a 3 4 semanas. Este periodo será mayor en los atletas más jóvenes para asegurar una buena cicatrización de las estructuras desgarradas. Luego se comenzarán ejercicios pendulares y fortalecimiento de la musculatura del hombro, para prevenir recidivas. Los lanzamientos se deben aplazar, al menos, durante 10 semanas. La duración de la inmovilización no está en relación con las recidivas. Si que guarda relación con la edad y el método de reducción.