Inicio Rodilla Ligamento cruzado posterior

Ligamento cruzado posterior

¿Qué es?


El ligamento cruzado posterior es uno de los cuatro ligamentos más importantes de la rodilla. Está situado en el centro de la articulación y va desde la pared interna de la escotadura intercondília hasta la parte posterior de la tibia, insertándose justo detrás del cuerno posterior del menisco externo. Adopta, junto con el ligamento cruzado anterior, una disposición en el espacio similar a una X, de ahí el nombre de ligamentos cruzados y ambos forman lo que se conoce como el pivote central de la rodilla. Su tamaño es al menos del doble de grosor del ligamento cruzado anterior.

Junto con el ligamento cruzado anterior es uno de los principales elementos estabilizadores de la rodilla. Su misión es evitar el desplazamiento posterior de la tibia, especialmente cuando la rodilla se flexiona. Cuando el ligamento cruzado posterior está lesionado se produce una situación clínica muy llamativa como es el cajón posterior, es decir,el deslizamiento de la tibia hacia atrás en flexión de rodilla.

Causas


El mecanismo de la lesión del desgarro del ligamento cruzado posterior se produce con un golpe en la cara anterior de la tibia con la rodilla flexionada y sucede frecuentemente en accidentes automovilísticos y fútbol americano.

Diagnóstico


Se realiza mediante la historia clínica y la exploración donde evidenciamos un llamativo desplazamiento posterior de la tibia al realizar la maniobra del cajón. La resonancia magnética ejerce en el diagnóstico de esta lesión un papel muy importante.

En la actualidad, usamos tecnología de diagnóstico basada en la biomecánica con el uso de la tecnología GO5D.

Conceptualmente, consideramos que en la actualidad los ligamentos han de clasificarse en solventes mecánicamente, es decir, proporcionan estabilidad a la rodilla o, insolventes mecánicamente, aquellos que no son capaces de garantizarla. 

El sistema GO5D nos proporciona datos objetivos para clasificar la solvencia mecánica del ligamento cruzado posterior.

Tratamiento


La cirugía para reparar el desgarro del ligamento cruzado posterior está indicada cuando la inestabilidad que provoca el desgarro es superior a 6mm de cajón posterior, especialmente en individuos jóvenes.Existe la alternativa de realizar un tratamiento conservador mediante inmovilización por un periodo aproximado de tres semanas y más tarde, realizar un análisis del morfotipo (estructura del aparato locomotor), tanto en estático como en dinámico (Go5D). Con los datos que este análisis nos proporciona corregiremos mediante algún tipo de ortesis y o suplemento la inestabilidad posterior residual.

Transtibial PCL Reconstruction

 

Prevención


Entre los factores de riesgo de esta lesión que pueden determinar la aparición del desgarro del ligamento cruzado posterior están todos aquellos deportes y actividades en los que se puede sufrir un impacto violento en la cara anterior de la tibia con la rodilla en flexión. Es de especial importancia en deportes de alta intensidad la potenciación de la cadena muscular de los miembros inferiores por un readaptador especializado, así como la corrección en estático y en dinámico de las posibles alteraciones en la carrera que pueda tener el morfotipo del individuo, tal y como se realiza con la tecnología Go5D Ripoll y De Prado Lab.

La tecnología GO5D, mediante el uso de la electromiografía de superficie en estático y dinámico, orientarnos sobre la existencia de posibles déficits musculares que pudieran favorecer la lesión.