Inicio Hombro Operaciones Reemplazo de la articulación del hombro

Reemplazo de la articulación del hombro

¿Qué es?


Ante un proceso que destruye la superficie articular de la articulación escápulo – humeral se debe plantear sustituir la articulación con una prótesis de hombro.

Antes de proceder al reemplazo se debe contar con una buena evaluación por la imagen del hombro con radiografías en proyecciones antero-posterior y axilar. Es imprescindible hacer un TAC y un TAC tridimensional, para evaluar el húmero y la cavidad glenoidea. Para confirmar el estado del manguito se solicitará una RM.

Las prótesis de hombro pueden ser parciales, generalmente el componente humeral, o totales, con dos componentes, el humeral y el glenoideo. También hay prótesis de recubrimiento que sustituyen solamente las superficies articulares

Diagnóstico


En la clínica son pacientes con dolor intenso y, en algunos casos, hay un déficit funcional. En cualquier caso la función del músculo deltoides debe estar preservada.

Tratamiento


En pacientes jóvenes, se recomiendan hemiatroplastias (prótesis parciales), que pueden ser anatómicas o de recubrimiento cefálico.

Las llamadas prótesis invertidas está indicado en pacientes, con más de 65 – 70 años de edad, con afectación grave del manguito rotador. Es una prótesis que tiene un componente glenoideo convexo y un húmero cóncavo, lo contrario de una prótesis convencional, con este diseño se pretende que el músculo deltoides compense la función del manguito de los rotadores y evita el desplazamiento superior durante los primeros grados de movimiento.

Para indicar una prótesis de hombro, además del estado del músculo deltoides se debe valorar el estado del manguito de los rotadores y la integridad de la cavidad deltoides.